lunes, 16 de abril de 2012

Que todavía podría encender dos lunas en tu espalda ,
y al amanecer .. a ver cómo me tratas .
Dos lunas en tu cara .. y una tormenta después ! .

4 comentarios:

Anaid Sobel dijo...

Pero una tormenta con rayos y truenos.
De las de verdad.

Camaleona dijo...

Bueno, si las lunas valen la pena, se puede sufrir después la tormenta... qué te quiten lo bailao!!

Emiliana dijo...

Truenos.. que te hagan estremecer.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Yo tengo un cajón entero lleno de lunas, por si te hacen falta.

Saludos y buen fin de semana.