miércoles, 21 de agosto de 2013

Y no me habléis de felicidad si no la habéis visto venir a mí
con todas las putas estrellas a su espalda